Foto: ¿Qué se puede hacer con ChatGPT? Crédito: Unsplash.

Por Laura Muñoz Tarrío

¿Qué es ChatGPT?

ChatGPT es un sistema de chat basado en el modelo de lenguaje GPT-3.5 (Transformador Generativo Preentrenado), desarrollado por el laboratorio de investigación estadounidense OpenAI. Este se caracteriza por emplear aprendizaje profundo para producir textos que simulan la redacción humana, por lo que se considera una inteligencia artificial.

¿Cómo usar ChatGPT?

ChatGPT ofrece dos versiones diferentes, una gratuita, que utiliza el modelo de lenguaje GPT-3.5, y una de pago, que hace uso del modelo GPT-4, más moderno y avanzado. Para utilizarlo, basta con seguir estos pasos:

  1. Crear una cuenta en la web de OpenAI es gratuito: para conseguir una solo hay que ingresar una dirección de correo electrónico y una contraseña.
  2. Iniciar sesión: una vez creada la cuenta, deberás iniciar sesión con tu correo y contraseña para poder empezar a utilizar la herramienta.
  3. Empezar a chatear: al entrar al chat, el menú aparecerá en inglés. Sin embargo, la herramienta cambiará automáticamente a escribir en el idioma en que se le empiece a hablar. Una buena forma de iniciar la conversación sería con un “hola” para que comprenda que quieres conversar en español.
  4. Preguntar o solicitar: a continuación, ya se puede formular cualquier pregunta o petición. Estas pueden ir desde “¿Qué me pongo para una entrevista de trabajo?” hasta “Escríbeme un artículo sobre física cuántica”, ChatGPT dará respuesta a todo.

Un hecho importante a la hora de usar ChatGPT es que su conocimiento no va más allá de septiembre de 2021, por lo que no podrá proporcionar información precisa sobre eventos o desarrollos posteriores a esa fecha. Por otro lado, este chatbot almacena en su menú lateral izquierdo todas las consultas que realiza el usuario, permitiéndole así revisar su historial de preguntas y respuestas cuando quiera.

Foto: ¿Qué se puede hacer con ChatGPT? Crédito: Pexels.

¿Cómo usar ChatGPT en la empresa?

  • Atención al cliente: una de las aplicaciones más destacadas de ChatGPT en el entorno empresarial es la mejora de la atención al cliente. Las empresas pueden integrar esta herramienta en sus sitios web o aplicaciones móviles para brindar respuestas automáticas a preguntas frecuentes, así como para ofrecer asistencia inmediata las 24 horas del día.
  • Generación de contenido: ChatGPT puede ayudar a las empresas a generar contenido, ya que puede redactar copies, artículos o posts para redes sociales. Eso sí, estos deberán ser siempre revisados por un profesional para garantizar su calidad.
  • Facilitación de tareas: ChatGPT puede aportar textos de partida para correos electrónicos, noticias o informes. Para ello, se puede formular la petición indicando tono, audiencia y otros detalles. Como siempre, estas plantillas deberán ser siempre revisadas y adaptadas por un profesional.
  • Traducción y localización: en un mundo cada vez más globalizado, ChatGPT puede ser útil para la traducción y localización de contenido, lo que puede resultar de especial interés a las empresas que buscan expandirse a mercados internacionales. Sin embargo, al igual que ocurre con la generación de contenidos, es recomendable la revisión posterior de un editor profesional.
  • Ideación: al haber sido entrenado en una gran cantidad de datos textuales, ChatGPT tiene la capacidad de proporcionar información, sugerencias y enfoques creativos sobre diversos temas.

Estas son solo algunas de las tareas que ChatGPT, pero las posibilidades que ofrece son prácticamente infinitas. Así, el usuario puede ir probando diferentes órdenes para conocer todo lo que puede hacer con la herramienta.

Prompts ChatGPT, ¿qué son?

Un ‘prompt’ es la instrucción u orden que se utiliza para interactuar con un sistema de inteligencia artificial. Estos pueden ser desde una frase hasta uno o varios párrafos. Por tanto, un ‘prompt’ en ChatGPT es todo aquello que se escribe en el chat esperando una respuesta por parte de la herramienta.

Para conocer cuál es la instrucción “perfecta” para la petición que se quiere hacer, lo mejor es ir probando distintas fórmulas a la hora de solicitar la información: cuanto más detallada sea la orden, más precisa será la respuesta de la herramienta. Estos son algunos de los consejos que se pueden seguir:

  • Claridad y concisión: al expresar la solicitud de manera clara y directa, evitando la ambigüedad, se conseguirán respuestas más claras.
  • Contexto: proporcionar contexto a la petición hará que el chat comprenda el tema y el propósito de tu instrucción. Se pueden incluir detalles adicionales o antecedentes, por ejemplo.
  • Preguntas específicas: para encontrar una respuesta concreta se debe realizar una pregunta específica.
  • Ejemplos: proporcionar un ejemplo de lo que necesitas puede ayudar al modelo a entender mejor la solicitud y generar respuestas más apropiadas.
  • Revisión y ajuste: si la respuesta del chat no es la esperada, se puede ajustar o reformular la petición para obtener otra diferente y más precisa.

Italia prohíbe ChatGPT, ¿qué otros países o empresas están haciendo lo mismo?

Aunque ChatGPT ofrece muchas ventajas, también plantea desafíos y preocupaciones que deben ser abordados para garantizar que no se utilice de manera inapropiada o perjudicial. Asimismo, también debe tenerse en cuenta que el uso de esta herramienta puede comprometer datos personales o empresariales, ya que su propia página web advierte de que las conversaciones pueden ser revisadas por sus entrenadores de IA para mejorar sus sistemas.

En marzo de 2023, Italia prohibió el uso de ChatGPT por supuesta recopilación ilícita de datos personales y, aunque la orden es temporal, no se retirará hasta que la herramienta cumpla con el Reglamento General de Protección de Datos europeo. En otros países como Rusia, China, Corea del Norte, Irán, Bielorrusia o Venezuela tampoco se puede utilizar esta herramienta, en la mayoría de los casos, por la restricción que imponen a internet y los portales occidentales.

En España, el chat sigue funcionando, pero ya son varias las empresas que están prohibiendo o limitando su uso. Una de ellas es Teléfonica, que solo lo permite en caso de que la cuenta haya sido contratada y esté controlada por la propia corporación. BBVA, por su parte, prohíbe su uso en general, pero los empleados pueden pedir autorización para utilizarlo en caso de que pueda servirles de ayuda, mientras que Mapfre y Repsol están trabajando en protocolos que garanticen que se utiliza de forma segura y ética.

En conclusión, ChatGPT puede servir de ayuda e inspiración para propietarios y empleados, ya que ayuda a resolver dudas, generar ideas o escribir textos. Eso sí, la empresa debe tener en cuenta que la herramienta recopila los datos que se le ofrecen para seguir “entrenándose”, por lo que tiene la responsabilidad de regular su utilización y asegurarse de no introducir datos comprometidos o confidenciales. Más allá de esto, el chat se erige como una herramienta más que poder utilizar en el entorno empresarial, siempre bajo supervisión profesional.

Nos encantaría saber de ti y ayudarte a innovar

Déjanos tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible: