El objetivo del proyecto era liderar una transformación cultural hacia una organización ágil, y para ello se necesitó un equipo de innovadores.

Aunque la empresa de energía carecía de una cultura innovadora, adoptó una mentalidad innovadora adoptando un enfoque de innovación abierta. Esta mentalidad los guiaría para lograr su transformación cultural y digital con la dirección de los consultores de Opinno. Con el fin de fomentar el aprendizaje mediante la práctica, que es un elemento central del modelo de células de innovación, Opinno creó equipos multidisciplinares para reinventar y digitalizar sus procesos arcaicos tradicionales. El compromiso de un amplio espectro de pensadores le dio a la compañía la ventaja creativa que necesitaba para redefinirse como una organización ágil.

Empresa de energía emprende una transformación cultural

Estos equipos trabajaron juntos para generar ideas y progresar después de un entrenamiento completo en filosofía ágil. El Manifiesto Ágil fue creado por 17 desarrolladores de software que entendieron la necesidad de transformar el proceso tradicional de desarrollo de software basado en documentación. La filosofía ágil enfatiza la iteración en el desarrollo de productos, por lo que los miembros del equipo aprendieron a evolucionar a través del desarrollo y la colaboración constantes. El objetivo de la filosofía ágil es desarrollar un sistema de software de vanguardia basado en soluciones a través de la comprensión de las necesidades del cliente y de los objetivos de la empresa, y se logra de manera incremental.

La metodología scrum es un componente esencial de la filosofía ágil, ya que se basa en la evolución y adaptación a través de la iteración en incrementos. Opinno adoptó esta metodología nombrando entrenadores que acompañaron a cada equipo multidisciplinario en su lluvia de ideas, iteración y progreso. Estos entrenadores tenían visiones claras y experiencia, pero no actuaban como gerentes de los equipos autosuficientes. En su lugar, los entrenadores apoyaron a cada equipo multidisciplinario en sus 6 sprints para lograr la digitalización y la reformulación. Durante estas carreras, los colaboradores externos e internos dieron su aporte, que fue clave para el desarrollo y la iteración. La retroalimentación aseguró que la compañía de energía crearía un producto final exitoso y multifacético.

Resultados sostenibles:

A través del programa de células de innovación, la empresa energética estableció un sistema de priorización sostenible de las iniciativas de cartera que le permitió definir los pasos a seguir para la digitalización de los procesos. Además, organizaron dichos pasos según la metodología Scrum. La empresa de energía satisfizo sus necesidades definiendo e implementando nuevas formas organizacionales de trabajo ágil que impactarían a todos los equipos de negocio dentro de la organización. Esta transformación organizacional reinventará los procesos arcaicos tradicionales de manera sostenible y natural.