La pandemia ha cambiado los comportamientos de los consumidores. El auge de la cocina casera, la popularización de la compra online, la atención al ahorro y la preferencia por productos saludables marcan las tendencias a las que ya se están adaptando los distribuidores.

: La pandemia ha cambiado los hábitos de compra de los consumidores

Foto: La pandemia ha cambiado los hábitos de compra de los consumidores. Crédito: Gabriella Clare Mariano | Unsplash

Por Danielle Maxwell

Estamos viviendo una época sin precedentes. La crisis sanitaria del coronavirus (COVID-19) ha dado un vuelco a casi todos los aspectos de nuestra vida. Nunca salimos de casa sin mascarilla, nos saludamos con los codos y mantenemos una distancia de dos metros en público. Los hábitos alimenticios no son una excepción. La pandemia ha tenido un impacto significativo en la forma en la que los consumidores compran, preparan y degustan los platos.

El auge de la cocina casera

Desde el confinamiento, el cierre de establecimientos hosteleros ha dado lugar a un resurgimiento de la cocina como actividad en el hogar. Prueba de ello es que las compras de alimentos básicos se dispararon. La venta de harina y sémola se incrementó en un 128,3% en abril respecto al mismo mes del año anterior, la de huevos un 53,1% y la de azúcar un 52%, según estudio realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Varios factores han contribuido a que esta tendencia perdure, como el temor a acudir a los restaurantes o el auge del teletrabajo. De hecho, un informe realizado en junio por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) ha demostrado que el 67% de los españoles ha pasado más tiempo cocinando en casa y el 57,5% tenían la intención de mantener esta tendencia después del confinamiento.

¿Cómo ha afectado esto al mercado de la distribución de alimentos? Un estudio reciente de Kantar confirma que el sector del gran consumo, al contrario que otros, ha crecido durante la crisis: lo ha hecho en un 14,2% en los primeros nueve meses del año respecto a 2019, gracias en buena medida al impulso de los productos frescos y los alimentos envasados.

La alimentación se traslada al dominio digital

La COVID-19 ha acelerado la penetración del canal online en el sector de la alimentación. Aparte de la comodidad de comprar en casa, la seguridad se ha convertido en un elemento fundamental para el consumidor. Un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) señala que, durante el estado de alarma, el 23,3% de los españoles que ya realizaban compras online las incrementaron en ese periodo y un 20% afirmaba haber comprado productos de alimentación. Por su parte, un estudio internacional de McKinsey revela que, en promedio, el número de personas que compran alimentos y productos para el hogar online aumentó un 30% desde el comienzo de la pandemia.

"Probablemente el mundo del retail de alimentación sea el que más tarde ha entrado en la digitalización y los distribuidores tienen que ir hacia ese modelo sin canibalizar su propio negocio", afirma la responsable de Innovación Abierta y Ecosistemas de Innovación de Opinno, Elena Rodríguez. Sin embargo, la experta destaca que los grandes distribuidores "han sido capaces de mutar a lo digital" con la pandemia.

Un ejemplo es Dia, que en los últimos meses ha expandido la venta online y acaba de lanzar un servicio de envío exprés, que permite a los clientes recibir su entrega en una hora. Por su parte, Carrefour aumentó sus puntos de recogida en tienda para hacer frente al incremento de la demanda al comienzo de la pandemia e incluso lanzó kits de alimentos básicos para agilizar su entrega.  

 

Durante la pandemia, los estudios demuestran que se ha cocinado más en casa.

Foto: Durante la pandemia, los estudios demuestran que se ha cocinado más en casa. Crédito: Ekaterina Bolovtsova | Pexels

Por otro lado, a los distribuidores tradicionales se ha sumado Amazon, que también ha ganado terreno durante la crisis. Entre abril y junio, el gigante de comercio electrónico incrementó sus envíos de alimentación en más de un 160%. Rodríguez considera que los actores tecnológicos como Amazon son "aceleradores de la transformación" en lugar de amenazas. De hecho, los distribuidores ya están adoptando algunas prácticas de venta digital similares a ellos. El Corte Inglés acaba de lanzar un nuevo servicio de suscripción con tarifa plana para compras online que incluye productos de alimentación.  

La pregunta ahora es: ¿permanecerán los nuevos comportamientos de compra digital al largo plazo? Rodríguez opina que esta tendencia se mantendrá, aunque quizás no en la medida observada durante estos meses: "Hay una tendencia a diversificar qué consumimos en tienda física y qué en tienda online". En este sentido, la experta señala que la compra de productos no perecederos virtual ha llegado para quedarse.

Los carritos de alimentación no son los únicos que han migrado al online este año. Muchos restaurantes también se han unido a la ola digital a través de servicios de delivery para mantener sus operaciones comerciales. Un estudio de Fintonic indica que en el periodo de confinamiento, el 10% de los españoles utilizaron servicios de delivery como Glovo, Just Eat y Uber. Además, solo en el mes de julio, se duplicó el número de usuarios de estos servicios respecto al año pasado y aumentó en un 49% el gasto medio.

Ahora bien, ¿continuará esta tendencia después de la pandemia? Rodríguez pronostica que, en las grandes urbes, se mantendrá "para sustituir a la experiencia de comer en casa", pero no para reemplazar a la de los restaurantes, que se recuperará.

 

Entre el ahorro y la responsabilidad

Las dificultades económicas derivadas de la pandemia hacen que los consumidores estén más preocupados por el ahorro. El 66,2% de los españoles pretenden maximizar su presupuesto y el 68,4% controlarán más su gasto en la nueva normalidad, según un estudio de la AECOC sobre el comportamiento de consumo durante la segunda ola de la COVID-19.

En contraste, el coste medio de la cesta de la compra ha aumentado un 2,8% durante la pandemia, con subidas del 4% en productos frescos, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Pese a ello, podría haber una "guerra de precios" en el sector del gran consumo, especialmente ahora que los distribuidores compiten en la tienda física y online, según las predicciones de Kantar.  

Además de buscar el ahorro, los consumidores están dando más importancia a lo local. Durante el estado de alarma, la compra de proximidad creció: el consumo en las tiendas de barrio creció del 12,3% a 18,8%, según el CIS. El impacto del coronavirus podría suponer un impulso para el comercio local. "Fruto de esta pandemia, asociada a una crisis económica, vemos a las tiendas locales como las víctimas y la sociedad va a tender a apoyarlas", afirma Rodríguez.  

El 65% de los consumidores a nivel global prefieren la compra de productos producidos localmente, según Kantar. La digitalización ha permitido que también los productores tengan nuevas opciones para llegar al consumidor final. Un ejemplo es Correos Market, una plataforma de e-commerce que ofrece más de 3.500 productos alimenticios y artesanales. Nacido antes de la crisis, se ha convertido ahora en un gran aliado para que los pequeños productores puedan vender y distribuir sus productos a través de la extensa red logística de Correos.  

 La pandemia ha cambiado la forma en que los consumidores compran alimentos, impulsando la adopción de pedidos online y los servicios de delivery

Foto: La pandemia ha cambiado la forma en que los consumidores compran alimentos, impulsando la adopción de pedidos online y los servicios de delivery. Crédito: Norma Mortenson |Pexels

En paralelo a la tendencia de comprar localmente, los consumidores buscan una alimentación más sana. Un artículo publicado por la firma de investigación de mercados Ipsos predice que "la vida saludable será una prioridad para todos los consumidores, quienes aumentarán el consumo de alimentos frescos y saludables y mostrarán un mayor interés por aquellos productos que le permitan fortalecer el sistema inmunológico". En la misma línea, una encuesta reciente de la aseguradora Aegon indica que 7 de cada 10 españoles mantienen ahora una dieta más saludable debido a que cocinan más en casa, así como a la sustitución de los alimentos procesados por frutas y verduras.

La pandemia ha tenido un impacto significativo en la forma en la que los clientes compran, preparan y degustan sus platos. Las compañías del sector deben adaptarse ágilmente y pisar el acelerador de la digitalización para atender sus necesidades, triunfar en la nueva normalidad y hacer frente a los desafíos gastronómicos del mañana. De la tierra a la mesa, pasando por el carrito virtual.

Fuente: 

 

Los contenidos bajo el sello Opinno están protegidos enteramente por copyright. Ningún material puede ser reimpreso parcial o totalmente sin autorización. 

Si quisiera sindicar el contenido, por favor contáctenos. 

E-mail: mailto:talent.culture@opinno.com 

Tel: +34 911 284 864